Ir al contenido principal

Visita a Potsdam, la ciudad de los palacios imperiales

A 30 km de Berlín está la bella Potsdam y sus palacios imperiales.

Ya les había contado de los Tours gratuitos a pie en Europa. Ahora les voy a comentar del Tour a Potsdam, con la empresa Sandemans New Europe.

Palacio de Sanssouci, residencia oficial de Federico II el Grande.

Con una estadía en Berlín bastante "resumida" había que optimizar el tiempo y, contratar una excursión guiada, ayuda bastante a lograrlo.

Visitar una ciudad llena de palacios es siempre un buen plan... ¡para mí que quiero ser princesa! Y elegir a Sandemans fue un golazo.

El paseo cuesta €15 por persona y comienza frente a la Puerta de Brandeburgo.

Busquen a los chicos bajo los paraguas rojos afuera del Starbucks.

Como hay varios traslados en transporte público involucrados (pero no incluidos en el costo del tour), se necesita una tarjeta de transporte ABC.

Hago una pequeña reseña del transporte en la ciudad:

En Berlín existen 3 zonas de tarifas: A (centro y suburbios), B (llega hasta el límite de la zona urbana) y C (alrededores limítrofes que incluyen el Aeropuerto Berlín-Schönefeld y Potsdam).

Se pueden comprar billetes sencillos o hacer combinaciones de zonas o sacar billetes de 24 horas.

Los billetes se pueden sacar en los puestos de venta del transporte público berlinés (BVG), en máquinas expendedoras que hay en las estaciones (con menú en varios idiomas), en máquinas dentro de los tranvías o a los conductores si se trata de un autobús. Sólo hay que tomarse el tiempo para familiarizarse...

Para este tour es necesario un billete de 24 horas ABC.

vEl billete individual cuesta €7.70
vEl billete para grupos reducidos (de hasta 5 personas) cuesta €20.80

Los tickets SE DEBEN VALIDAR ANTES DEL PRIMER USO en unas máquinas amarillas o rojas que se encuentran en los andenes. 

Y ya estamos listos para empezar...

Nuestra guía fue Caterina, una chilena super afable y dispuesta a contarnos todo lo que sabía de la Dinastía Hohenzollern y de los monarcas que habitaron Berlín y sus alrededores y cuyos palacios dan cuenta del poderío de Prusia.

Tomamos puntualmente el tren en la estación Puerta de Brandeburgo hasta el primer destino: Wannsee.

La estación Berlin-Wannsee es la última del recorrido del tren S1, así que no hay forma de perderse.

Bajamos del tren con las instrucciones de Caterina y llegamos casi con precisión suiza... ¿o alemana? a tomar el autobús 316 para ir al siguiente punto, e inicio formal del paseo.

La zona es hermosa, bordeando el lago Wannsee y luego por dentro de verdes parques. 

Bajamos en la parada que está a unos metros del Glienicker Brücke.

¿Recuerdan la película "Bridge of Spies" con Tom Hanks? Este es el puente.

Por el medio del puente pasaba el muro que separaba las 2 Alemanias... porque no sólo hablábamos de los Federicos de Prusia. La historia iba y venía a cada momento.

Cruzamos el puente, caminamos por la orilla del lago, paseamos por entre las casas de campo y mansiones de fin de semana de los berlineses y entramos al Neuer Garten.

Idea original de Federico Guillermo II "El Gordo Inútil".

Si bajo el frío y con el marco del cielo gris es bello, imaginen los jardines verdes y florecidos.

Marmorpalais se puede visitar de martes a domingo, entrada €6.00.

Está el Palacio de Mármol que "El Gordo Inútil" construyó en el siglo XVIII y también el Palacio de Cecilienhof que mandó construir el Káiser Guillermo II para su hijo Guillermo y su esposa Cecilia ya en el siglo XX.

¡¡¡En esta dinastía son todos Federicos o Guillermos o Federicos Guillermos!!!

Dentro de este Palacio se realizó la Conferencia de Potsdam en 1945.

Salimos del Jardín y fuimos hasta la parada del Bus 603 para seguir viaje hasta el centro de la ciudad. El ticket de transporte seguía bien guardado en la billetera porque, al haberlo validado hace varias horas atrás, no se debe hacer nada más.


Unos minutos después llegamos a la parada que está frente a Fündburo, a unos metros de una de las puertas de la ciudadela.

Nauener Tor, construida en 1755, es una de las tres puertas conservadas de la ciudad.

Muy cerca de la puerta, paseamos por el pintoresco barrio holandés mientras Caterina nos contaba la historia de este barrio y su actualidad.

Unas 150 casas, distribuidas en 4 manzanas, construidas con ladrillos de estilo holandés.

Seguimos paseando por la pintoresca Potsdam. Prolija y ordenada.

Sowjetisches Ehrenmal - Memorial de guerra y cementerio ruso.

Las callecitas de Potsdam tienen ese qué se yo, ¿viste?


Ya era hora de almuerzo. Caterina, nos recomendó algunos lugares para comer, por la calle Brandeburger, y tuvimos 45 minutos libres.

Recomendada la cafetería Backwerk.

Minutos antes de las 14 horas. nos reunimos frente a la Puerta de Brandeburgo (está en remodelación, así que les dejo una foto más amable que saqué de internet) y conocimos detalles de su construcción. Cruzando la puerta, fuera de Postdam, se va a la ciudad de Brandeburgo, de ahí su nombre.

µPH: Gabriel Bermejo

Cruzamos la plaza y seguimos hasta el último destino del paseo: El Parque y Palacio Sanssouci.


En el imponente parque, de unas 300 hectáreas, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1990, destacan especialmente Schloss Sanssouci, Orangerieschloss y Neues Palais. Jardines de diseño francés, fuentes, esculturas... y ese complejo de terrazas dedicadas a la viticultura. 

El Palacio se puede visitar de martes a domingo, entrada €12.00.

El tour sólo contempla visitar los alrededores del Palacio Sanssouci, conocer una partecita de su rica historia y visitar la tumba de su dueño, Friedrich der Große.

Federico II fue el mayor responsable de introducir el cultivo y consumo de papa en Europa.
En su tumba, se lo recuerda y homenajea dejando este tubérculo.

Salimos del parque y fuimos a buscar el próximo autobús, el 695, que nos llevaría hasta la estación de Potsdam.


Quedaba esperar el tren a Berlín, que puede ser un regional o un urbano (S-Bahn), sentarse cómodamente y regresar a la capital germana. 


Hermoso día, hermoso paseo. 100% recomendable. Caterina una genia. 

¡Chau, Potsdam! ¡Hasta la próxima!




EN ESTE LINK VAN A ENCONTRAR MÁS POSTEOS SOBRE EUROPA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Visitando a la Señorita Libertad

Cuando se hizo realidad que por fin iba a mi lugar en el mundo, había tanto por hacer, tanto por recorrer, tanto por disfrutar que, ¡mejor me organizo o reviento!
Nueva York no me iba a defraudar, eso estaba más que claro. Sos mi sueño desde siempre. 
Por eso me dediqué con muchos meses de anticipación a buscar información práctica. Cómo llegar, cómo moverme, qué comer, qué hacer. 
Ordenar las miles de ideas.
Había lugares que eran obvios y fundamentales y, entre ellos (después hablaré del resto) estaba visitar a la Estatua de la Libertad o, como corresponde:  La Libertad Iluminando el Mundo. Y de tanto averiguar y leer y buscar, también descubrí que no sólo podía ir a la isla y ver la estatua, sino que también podía subir por su interior y ¡llegar a la corona! 
¡A por ello!
Vamos a la información práctica:
La Estatua de la Libertad se encuentra en Liberty Island o Isla de la Libertad.

Para llegar a la isla hay sólo una manera y es contratando un tour (ya sea por cuenta propia o dentro…

De Superclub, Santander y canje de puntos.

Les había contado antes de viajar de mi paseo anterior a estos dos miradores en Nueva York: Empire State Building y One World Observatory.
Y porque las promesas se cumplen, mi primer día en mi segunda vez en mi lugar en el mundo, te vi:

Sos tan linda que duele... Y esta vez, dolía el viento y el frío jajaja.

Usé algunos de mis puntos Superclub y los canjeé en Despegar por las entradas.
Para esto hace falta ser cliente del Banco Santander Río, tener una cuenta en Despegar, puntos suficientes para el canje (o pagar la diferencia) y fijar la fecha. 
Como cuando se hace una compra por Despegar, hay que colocar los datos de una tarjeta de crédito como respaldo pero ningún gasto fue cargado a mi tarjeta por ambas transacciones.
Miré el calendario y el accuweather y elegí los días. 
En ambos casos recibí un mail en la dirección de correo que tengo registrada en mi cuenta de Despegar avisando que se había realizado el canje, el número de reserva y que debía re enviar el mail a XXX dirección p…

El camino hacia la biblioteca - Library Way

Que Nueva York te sorprende a cada paso no es un secreto. 
En cada calle, cada esquina, cada cruce de calles, mirando para arriba, mirando para el costado y ¡¡¡mirando para abajo!!!
Cuando fui en marzo, mi único acercamiento al edificio principal de la Biblioteca Pública de Nueva York fue para usar el baño. Si, si, triste pero real (y de extrema necesidad). 
En la organización del viaje para noviembre estaba primera en la lista de "must see". Más aún, sabiendo que habían terminado las refacciones de la famosa sala de lectura, Rose Main Reading Room
Buscando los horarios y días de apertura y leyendo blogs y en foros, descubrí esta joyita: Library Way.
En la calle 41 entre la 5ta Avenida y Park Avenue se van a encontrar con este paseo ¡¡¡mirando al piso!!!






Se puede llegar al tremendo edificio caminando entre 96 placas de bronce que tienen citas de algunas de las más destacadas obras de la literatura universal.




Como bien indica esta placa, todas fueron talladas por el escultor…