Ir al contenido principal

Bon Jovi: mi primer recital en el exterior

Como les contaba en otra entrada, mi "excusa" para volver a Nueva York fue ir a ver a Bon Jovi en uno de sus recitales de la gira THIS HOUSE IS NOT FOR SALE en el Madison Square Garden.

Compré la entrada en la página oficial autorizada para la venta, ticketmaster, casi 4 meses antes del show. 

Empezó la previa y la adrenalina del viaje y organizar y armar y qué otras ciudades podía visitar y qué comer y qué otras atracciones, nuevas o usadas, podía conocer y el día anterior al recital, por cuestiones de salud, se me resfrió el Bonjo, reprogramaron el show.



La fecha reprogramada era EL MISMO DÍA DE MI REGRESO A ARGENTINA. Si querés llorar, llorá. Si querés gritar, gritá.

Foto extraída de la página oficial - http://www.tourphotographer.com/

Ese jueves amorticé la compra del chip de T-mobile con más de 45 minutos de llamadas a LATAM para averiguar si podía cambiar mi pasaje para el día siguiente del show.
Gracias miles a Juli, NY Again, que me pasó el número de LATAM en EEUU.
Después de 1 hora, 2 tarjetas de crédito y USD 450 dólares de multa, ya había cambiado el pasaje.

Me contacté con mi host de Airbnb y el departamento estaba ya reservado para los días siguientes, así que ¡a buscar otra cosa! A través de Booking conseguí una cama en un hostel.

Inhale, exhale.

No era necesario cambiar la entrada: con el mismo ticket que llevé impreso desde mi casa, podía ingresar.

Una hora antes del show (como sugería el ticket) llegué al Madison. Pasé los controles de seguridad. La entrada fue muy rápida y ágil: hay acomodadores por todos lados que te van guiando hasta llegar a tu mismísimo asiento.

Esta vez, con la experiencia de haber asistido el año pasado a un partido de la NBA, fui primero a uno de los bares cerca de mi zona, saqué el DNI, la tarjeta de crédito y compré una cerveza. USD 12, vasote en mano ¡a delirar!


El MSG ofrece wifi libre pero Bon Jovi viaja con su propio wifi y, desde la app de la banda, entre otras cosas, se puede jugar con las fotos, ponerles marcos y datos del show y ya salir del estadio con tu propio merchandising personalizado. ¿Qué tul?


Es tu banda preferida en tu lugar en el mundo.


Así como lloré en 2013 cuando abrieron el recital en Vélez (otro reprogramado... hmmm... me suena), cuando escuchamos ese: Sorry, I'm late, ¡fue magia!


Son 30 años de acompañarme.


Nos vemos en septiembre, Vélez otra vez.


Y, para musicalizar la jornada, la primera canción que escuché, allá lejos y hace tiempo, en una radio que tenía un pedazo de cable atado a la ventana como antena, y que me hizo amarlos para siempre: 



First you need
That's what you get for falling in love
Then you bleed
You get a little but it's never enough
And then you're on your knees
That's what you get for falling in love
Now this boy's addicted 'cause your kiss is the drug

Comentarios

Entradas populares de este blog

Visitando a la Señorita Libertad

Cuando se hizo realidad que por fin iba a mi lugar en el mundo, había tanto por hacer, tanto por recorrer, tanto por disfrutar que, ¡mejor me organizo o reviento!
Nueva York no me iba a defraudar, eso estaba más que claro. Sos mi sueño desde siempre. 
Por eso me dediqué con muchos meses de anticipación a buscar información práctica. Cómo llegar, cómo moverme, qué comer, qué hacer. 
Ordenar las miles de ideas.
Había lugares que eran obvios y fundamentales y, entre ellos (después hablaré del resto) estaba visitar a la Estatua de la Libertad o, como corresponde:  La Libertad Iluminando el Mundo. Y de tanto averiguar y leer y buscar, también descubrí que no sólo podía ir a la isla y ver la estatua, sino que también podía subir por su interior y ¡llegar a la corona! 
¡A por ello!
Vamos a la información práctica:
La Estatua de la Libertad se encuentra en Liberty Island o Isla de la Libertad.

Para llegar a la isla hay sólo una manera y es contratando un tour (ya sea por cuenta propia o dentro…

De Superclub, Santander y canje de puntos.

Les había contado antes de viajar de mi paseo anterior a estos dos miradores en Nueva York: Empire State Building y One World Observatory.
Y porque las promesas se cumplen, mi primer día en mi segunda vez en mi lugar en el mundo, te vi:

Sos tan linda que duele... Y esta vez, dolía el viento y el frío jajaja.

Usé algunos de mis puntos Superclub y los canjeé en Despegar por las entradas.

Para esto hace falta ser cliente del Banco Santander Río, tener una cuenta en Despegar, puntos suficientes para el canje (o pagar la diferencia) y fijar la fecha. 
Como cuando se hace una compra por Despegar, hay que colocar los datos de una tarjeta de crédito como respaldo pero ningún gasto fue cargado a mi tarjeta por ambas transacciones.
Miré el calendario y el accuweather y elegí los días. 
En ambos casos recibí un mail en la dirección de correo que tengo registrada en mi cuenta de Despegar avisando que se había realizado el canje, el número de reserva y que debía re enviar el mail a XXX dirección p…

El camino hacia la biblioteca - Library Way

Que Nueva York te sorprende a cada paso no es un secreto. 
En cada calle, cada esquina, cada cruce de calles, mirando para arriba, mirando para el costado y ¡¡¡mirando para abajo!!!
Cuando fui en marzo, mi único acercamiento al edificio principal de la Biblioteca Pública de Nueva York fue para usar el baño. Si, si, triste pero real (y de extrema necesidad). 
En la organización del viaje para noviembre estaba primera en la lista de "must see". Más aún, sabiendo que habían terminado las refacciones de la famosa sala de lectura, Rose Main Reading Room
Buscando los horarios y días de apertura y leyendo blogs y en foros, descubrí esta joyita: Library Way.
En la calle 41 entre la 5ta Avenida y Park Avenue se van a encontrar con este paseo ¡¡¡mirando al piso!!!






Se puede llegar al tremendo edificio caminando entre 96 placas de bronce que tienen citas de algunas de las más destacadas obras de la literatura universal.




Como bien indica esta placa, todas fueron talladas por el escultor…