Ir al contenido principal

Happy Birthday, New York!

Hace un año atrás llegaba por primera vez a Nueva York.


En 29 días vuelvo a partir por tercera vez.

En el medio empecé a escribir este blog que va a cumplir en abril 1 año. "Quiso ser princesa y vivir viajando".

Y hoy, en este humilde pero no por eso menos emotivo post, me acuerdo de la primera vez que te vi, que te oí, que te olí. Sos linda, guacha.

Así te ves desde Jersey City al amanecer

Así luce ELLA cuando va cayendo el sol...


Y mi amor, en la niebla de la tarde...

Desde Top of the Rock

Cuando me pregunto por qué esperé hasta los 41 años para cumplir mi sueño solamente llego a la conclusión de que si hubiese ido antes no hubiera conocido ningún otro lugar...

Porque a mediados de 2016 empezamos a organizar con amigas ir a Europa en 2017 y eso se convirtió en Nueva York en Noviembre 2016 y China 2017. 

Y volví de Nueva York y China pasó a ser Abril 2017 en Nueva York y Agosto 2017 en las Cataratas del Iguazú. Y ya empezamos a hablar de Europa 2018... [SPOILER ALERT]

Las cosas pasan cuando tienen que pasar. Las cosas pasan porque tienen que pasar. Y para mí, que Nueva York pase siempre.

Así te ves desde Hoboken, NJ

"Te extrañaría aunque nunca hubiese ido".

Comentarios

  1. chusmeando, veo un poquito de todo lo que escribis en el blog y me despierta la más grande y hermosa de las envidias. pucha, que cosa maravillosa.
    Ojalá, algún día la billetera me sea casi tan grande como los anhelos y me pueda permitir algo así jaja
    Muy lindo el espacio muchacha,
    unos saludetes! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por pasar y leer!
      Yo empecé a viajar el día que los "quiero" superaron a los "no puedo". No, no es filosofía barata (un poco sí) jajaja son matemáticas :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Dejá tu opinión o consulta

Entradas populares de este blog

Visitando a la Señorita Libertad

Cuando se hizo realidad que por fin iba a mi lugar en el mundo, había tanto por hacer, tanto por recorrer, tanto por disfrutar que, ¡mejor me organizo o reviento!
Nueva York no me iba a defraudar, eso estaba más que claro. Sos mi sueño desde siempre. 
Por eso me dediqué con muchos meses de anticipación a buscar información práctica. Cómo llegar, cómo moverme, qué comer, qué hacer. 
Ordenar las miles de ideas.
Había lugares que eran obvios y fundamentales y, entre ellos (después hablaré del resto) estaba visitar a la Estatua de la Libertad o, como corresponde:  La Libertad Iluminando el Mundo. Y de tanto averiguar y leer y buscar, también descubrí que no sólo podía ir a la isla y ver la estatua, sino que también podía subir por su interior y ¡llegar a la corona! 
¡A por ello!
Vamos a la información práctica:
La Estatua de la Libertad se encuentra en Liberty Island o Isla de la Libertad.

Para llegar a la isla hay sólo una manera y es contratando un tour (ya sea por cuenta propia o dentro…

De Superclub, Santander y canje de puntos.

Les había contado antes de viajar de mi paseo anterior a estos dos miradores en Nueva York: Empire State Building y One World Observatory.
Y porque las promesas se cumplen, mi primer día en mi segunda vez en mi lugar en el mundo, te vi:

Sos tan linda que duele... Y esta vez, dolía el viento y el frío jajaja.

Usé algunos de mis puntos Superclub y los canjeé en Despegar por las entradas.
Para esto hace falta ser cliente del Banco Santander Río, tener una cuenta en Despegar, puntos suficientes para el canje (o pagar la diferencia) y fijar la fecha. 
Como cuando se hace una compra por Despegar, hay que colocar los datos de una tarjeta de crédito como respaldo pero ningún gasto fue cargado a mi tarjeta por ambas transacciones.
Miré el calendario y el accuweather y elegí los días. 
En ambos casos recibí un mail en la dirección de correo que tengo registrada en mi cuenta de Despegar avisando que se había realizado el canje, el número de reserva y que debía re enviar el mail a XXX dirección p…

El camino hacia la biblioteca - Library Way

Que Nueva York te sorprende a cada paso no es un secreto. 
En cada calle, cada esquina, cada cruce de calles, mirando para arriba, mirando para el costado y ¡¡¡mirando para abajo!!!
Cuando fui en marzo, mi único acercamiento al edificio principal de la Biblioteca Pública de Nueva York fue para usar el baño. Si, si, triste pero real (y de extrema necesidad). 
En la organización del viaje para noviembre estaba primera en la lista de "must see". Más aún, sabiendo que habían terminado las refacciones de la famosa sala de lectura, Rose Main Reading Room
Buscando los horarios y días de apertura y leyendo blogs y en foros, descubrí esta joyita: Library Way.
En la calle 41 entre la 5ta Avenida y Park Avenue se van a encontrar con este paseo ¡¡¡mirando al piso!!!






Se puede llegar al tremendo edificio caminando entre 96 placas de bronce que tienen citas de algunas de las más destacadas obras de la literatura universal.




Como bien indica esta placa, todas fueron talladas por el escultor…