CN Tower, la Torre de Toronto

Canada's National Tower, CN Tower o la Torre Nacional de Canadá, es la estructura más reconocible del skyline de Toronto.

Este ícono turístico es una torre de radiodifusión: con sus 533 metros de altura, es la quinta más alta del mundo y, por ahora, la más alta de América.


Y no sólo se la puede admirar desde abajo, sino que se puede subir a sus miradores para tener una vista de 360° de toda la ciudad.


Aunque es fácil de identificar, aquí les dejo algunos datos útiles:

⟹ Dónde se encuentra:


La entrada principal está en el 290 del Boulevard Bremner, en el corazón mismo del Downtown Toronto.

⟹ Horarios:

Los 3 niveles de observación funcionan todos los días, de 9:00am - 10:30pm.

⟹ Precios:

La entrada general, que incluye el nivel de Observación y el Piso de Vidrio, cuesta 38 CAD + impuestos.
(1 dólar canadiense es ≅ 0.75 dólares estadounidenses)

Los días que estuve en la ciudad de Toronto, la niebla no me invitaba a subir a la torre (y ya pensaba que iba a quedar para una próxima visita) pero, el último día, salió el sol y corrí a sacar un ticket y subir!!!

Aparentemente, todos tuvimos la misma idea...

Antes de acceder a los ascensores, se atraviesa un área que cuenta la historia y datos de la construcción de la torre.


El ascensor nos deja primero en el Observatorio, LookOut Level, a 346 metros de altura. Es un mirador de 360° con paredes, de piso a techo, de vidrio.

Un plus de las vistas: el Aeropuerto Billy Bishop, en Toronto Islands.
Lamentablemente, el Rogers Centre estaba con el techo, si no, se ve perfecto.

Unos metros más abajo, y a 342 metros de altura, se encuentra el famoso Glass Floor y una terraza exterior, para hacer un poquito más intensa la visita.

No voy a mentir, salí a la terraza para esquivar el piso de vidrio, después junté coraje, y allá fui...

Es un proceso animarse... por lo menos para mí y muchos de los que estábamos "flotando".
TIP: entrar de espaldas y sentado. Después, con más confianza, ¡hacerse el valiente!

Finalmente, fue en el piso de vidrio donde pasé más tiempo jajaja pero cada vez había más gente aprovechando el día soleado y las vistas, y eso de que "resiste el peso de 10 hipopótamos" se me hizo poco creíble.

¡Chau, qué tal! I did it!!!

Me despedí de las vistas, ascensor y al nivel del suelo. Por supuesto, para encontrar la salida, primero hay que atravesar la tienda de regalos (comprar el souvenir de rigor) y el patio de comidas.


Y me fui a la calle, paseando por la moderna y activa zona del puerto y la marina,  para visitar el otro gran mirador que tiene la ciudad: Toronto Islands.

¡Allá nos vemos!

Comentarios