El Zanjón

Túneles y misterio. Un viaje a los orígenes de Buenos Aires.


Así se presenta este lugar que no hace demasiada publicidad tradicional y que se maneja mucho con el “de boca en boca”.

Así fue como yo me enteré. Y así éramos solo 4 personas para realizar el tour en español.

El Zanjón es un gran trabajo arqueológico en y debajo del Barrio de San Telmo, en la Ciudad de Buenos Aires, a escasos metros de la Plaza de Mayo. 

¿Y cómo lo encuentran?


¿Cómo lo visitan? A través de visitas guiadas. 

Acá no existe reserva ni antelación. Hay que presentarse en la puerta del lugar, unos minutos antes de la hora y tocar el timbre…

La entrada se paga en pesos argentinos y en efectivo.

La otrora mansión de una acaudalada familia española del S. XIX se reconoce hoy solo por un discreto cartel en la fachada.


Cuando la fiebre amarilla hizo que esta familia emigrara hacia el norte de la ciudad, la mansión cayó en el abandono y años después se convirtió en un conventillo.

Restos de las antiguas divisiones del conventillo quedan en las paredes

El conventillo, con los años, también fue desocupado. El sitio fue clausurado y la propiedad fue comprada por su actual dueño para reciclarla y convertirla en un local gastronómico.

En medio de esos trabajos, en 1985, descubrieron algo más, debajo de esa casona colonial...


El cauce del Zanjón de Granados, el Tercero del Sur, un pequeño zanjón que cruzaba el barrio de San Telmo y que, junto con el Tercero del Centro y el Tercero del Norte eran un desagüe natural del agua de lluvia de la antigua ciudad.


Arqueólogos de la Universidad de Buenos Aires se dieron a la tarea de descubrir estos zanjones entubados a finales del S. XVIII.

Es muy mágico ir bajando los niveles y descubrir todas esas historias unas sobre otras...


El cauce mismo del zanjón impresiona.


Por supuesto, con este descubrimiento, el dueño de la casona abandonó su idea del restaurante y se avocó a la tarea de recuperar este pedazo de la historia y lo convirtió en museo.

Esquema de toda la propiedad.
Y el trabajo de excavación sigue hacia el Bajo porteño...


Como les contaba en mi Visita a la Casa Rosada, me falta pasar por el Museo de Casa Rosada que tiene mucho que ver con este Buenos Aires, sobre Buenos Aires, sobre Buenos Aires.

Pasen y vean o, mejor dicho, ¡bajen y vean!

Comentarios