Ir al contenido principal

El Zanjón

Túneles y misterio. Un viaje a los orígenes de Buenos Aires.


Así se presenta este lugar que no hace demasiada publicidad tradicional y que se maneja mucho con el “de boca en boca”.

Así fue como yo me enteré. Y así éramos solo 4 personas para realizar el tour en español.

El Zanjón es un gran trabajo arqueológico en y debajo del Barrio de San Telmo, en la Ciudad de Buenos Aires, a escasos metros de la Plaza de Mayo. 

¿Y cómo lo encuentran?


¿Cómo lo visitan? A través de visitas guiadas. 

Acá no existe reserva ni antelación. Hay que presentarse en la puerta del lugar, unos minutos antes de la hora y tocar el timbre…

La entrada se paga en pesos argentinos y en efectivo.

La otrora mansión de una acaudalada familia española del S. XIX se reconoce hoy solo por un discreto cartel en la fachada.


Cuando la fiebre amarilla hizo que esta familia emigrara hacia el norte de la ciudad, la mansión cayó en el abandono y años después se convirtió en un conventillo.

Restos de las antiguas divisiones del conventillo quedan en las paredes

El conventillo, con los años, también fue desocupado. El sitio fue clausurado y la propiedad fue comprada por su actual dueño para reciclarla y convertirla en un local gastronómico.

En medio de esos trabajos, en 1985, descubrieron algo más, debajo de esa casona colonial...


El cauce del Zanjón de Granados, el Tercero del Sur, un pequeño zanjón que cruzaba el barrio de San Telmo y que, junto con el Tercero del Centro y el Tercero del Norte eran un desagüe natural del agua de lluvia de la antigua ciudad.


Arqueólogos de la Universidad de Buenos Aires se dieron a la tarea de descubrir estos zanjones entubados a finales del S. XVIII.

Es muy mágico ir bajando los niveles y descubrir todas esas historias unas sobre otras...


El cauce mismo del zanjón impresiona.


Por supuesto, con este descubrimiento, el dueño de la casona abandonó su idea del restaurante y se avocó a la tarea de recuperar este pedazo de la historia y lo convirtió en museo.

Esquema de toda la propiedad.
Y el trabajo de excavación sigue hacia el Bajo porteño...


Como les contaba en mi Visita a la Casa Rosada, me falta pasar por el Museo de Casa Rosada que tiene mucho que ver con este Buenos Aires, sobre Buenos Aires, sobre Buenos Aires.

Pasen y vean o, mejor dicho, ¡bajen y vean!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Visitando a la Señorita Libertad

Cuando se hizo realidad que por fin iba a mi lugar en el mundo, había tanto por hacer, tanto por recorrer, tanto por disfrutar que, ¡mejor me organizo o reviento!
Nueva York no me iba a defraudar, eso estaba más que claro. Sos mi sueño desde siempre. 
Por eso me dediqué con muchos meses de anticipación a buscar información práctica. Cómo llegar, cómo moverme, qué comer, qué hacer. 
Ordenar las miles de ideas.
Había lugares que eran obvios y fundamentales y, entre ellos (después hablaré del resto) estaba visitar a la Estatua de la Libertad o, como corresponde:  La Libertad Iluminando el Mundo. Y de tanto averiguar y leer y buscar, también descubrí que no sólo podía ir a la isla y ver la estatua, sino que también podía subir por su interior y ¡llegar a la corona! 
¡A por ello!
Vamos a la información práctica:
La Estatua de la Libertad se encuentra en Liberty Island o Isla de la Libertad.

Para llegar a la isla hay sólo una manera y es contratando un tour (ya sea por cuenta propia o dentro…

De Superclub, Santander y canje de puntos.

Les había contado antes de viajar de mi paseo anterior a estos dos miradores en Nueva York: Empire State Building y One World Observatory.
Y porque las promesas se cumplen, mi primer día en mi segunda vez en mi lugar en el mundo, te vi:

Sos tan linda que duele... Y esta vez, dolía el viento y el frío jajaja.

Usé algunos de mis puntos Superclub y los canjeé en Despegar por las entradas.
Para esto hace falta ser cliente del Banco Santander Río, tener una cuenta en Despegar, puntos suficientes para el canje (o pagar la diferencia) y fijar la fecha. 
Como cuando se hace una compra por Despegar, hay que colocar los datos de una tarjeta de crédito como respaldo pero ningún gasto fue cargado a mi tarjeta por ambas transacciones.
Miré el calendario y el accuweather y elegí los días. 
En ambos casos recibí un mail en la dirección de correo que tengo registrada en mi cuenta de Despegar avisando que se había realizado el canje, el número de reserva y que debía re enviar el mail a XXX dirección p…

El camino hacia la biblioteca - Library Way

Que Nueva York te sorprende a cada paso no es un secreto. 
En cada calle, cada esquina, cada cruce de calles, mirando para arriba, mirando para el costado y ¡¡¡mirando para abajo!!!
Cuando fui en marzo, mi único acercamiento al edificio principal de la Biblioteca Pública de Nueva York fue para usar el baño. Si, si, triste pero real (y de extrema necesidad). 
En la organización del viaje para noviembre estaba primera en la lista de "must see". Más aún, sabiendo que habían terminado las refacciones de la famosa sala de lectura, Rose Main Reading Room
Buscando los horarios y días de apertura y leyendo blogs y en foros, descubrí esta joyita: Library Way.
En la calle 41 entre la 5ta Avenida y Park Avenue se van a encontrar con este paseo ¡¡¡mirando al piso!!!






Se puede llegar al tremendo edificio caminando entre 96 placas de bronce que tienen citas de algunas de las más destacadas obras de la literatura universal.




Como bien indica esta placa, todas fueron talladas por el escultor…