Atracciones gratuitas en Nueva York: cruzar el puente de Brooklyn

Como buena isla que se precie, Manhattan está rodeada de agua y puentes que la conectan con los otros barrios de Nueva York y con el vecino estado de Nueva Jersey. Son más de 20.

Los puentes BMW, para recordarlos: Brooklyn, Manhattan y Williamsburg
Unos más famosos que otros, éxitos de la ingeniería todos, una aventura más y un paseo gratuito.

El más famoso (entre los 5 más famosos) es, sin dudas, el puente de Brooklyn, que une el Lower Manhattan con Brooklyn Heights y Dumbo (que también lo conecta el Manhattan Bridge, de ahí el nombre del barrio: Down Under Manhattan Bridge Overpass).

Los otros 4 son: Manhattan Bridge, Williamsburg Bridge, Queensboro Bridge y George Washington Bridge, seguro los han visto, los han cruzado en transporte público, les han pasado por al lado en el teleférico, por abajo en el tren o en un ferry, por arriba en helicóptero…

Volviendo al puente de Brooklyn, el puente suspendido más antiguo de los Estados Unidos, sus 1825 metros se pueden recorrer a pie o alquilar una bicicleta. No serán más de 25 minutos si no paran ni una vez a sacar una foto. Difícil. Regálense el tiempo.

Y, como cuenta la leyenda, al cruzarlo, se aseguran de volver a Nueva York.

Yo no creo en las brujas pero que las hay, las hay, así que ya lo crucé 3 veces. Hasta ahora.

La primera vez, en la mañana, de Manhattan hacia Brooklyn.


Para ir desde Manhattan a Brooklyn, el acceso peatonal está frente al City Hall, ahí empieza el Brooklyn Bridge Promenade.
(imágenes de la página web Explore Brooklyn)
Para cruzarlo desde Brooklyn a Manhattan hay 2 accesos:

A la derecha de la imagen está la rampa de acceso desde las escaleras
Las escaleras que se encuentran debajo del puente en las cercanías de Cadman Plaza East y Prospect.
(imágenes de la página web Explore Brooklyn)
Van a saber que llegaron a las escaleras por esto:


Y la otra entrada, por si van a cruzar en bici o con un carrito de bebé que no quieren cargar sobre sus hombros, está en la intersección de las calles Tillary y Boerum Place. La subida es una rampa menos agresiva que las escaleras.
La segunda y tercera vez que crucé fue desde Brooklyn a Manhattan, de tarde y de noche...


Me gustó más cruzarlo de mañana y de tarde. Pero sobre gustos...


Hay pasarela para peatones y para ciclistas bien delimitada. No anden papando moscas porque después de la campanita de la bici viene el golpe. Yo avisé.


Se prendieron las luces, parece...


Como dije al principio, el más famoso. Pero hay algunos puentes peatonales más para disfrutar el paseo sobre el agua.

Casi idéntica foto en los 3 cruces... ¿Fanática yo?
Después les cuento de otro puente que crucé caminando... 

Foto de Mitch Waxman en Newton Pentacle
Y ustedes, ¿qué puentes peatonales de Nueva York han cruzado?

Comentarios