Visita a Boston, apostillas

Que Boston es una ciudad para dedicarle varios días no se discute.

Van a encontrar reunidos al Viejo y Nuevo Mundo de manera ordenada y prolija. Toda la gracia y la elegancia de la Nueva Inglaterra. 

Además del Tour por la Ciudad y de recorrer el Freedom Trail, en el medio van a descubrir muchas cosas más.

Les dejo algunos de esos detallitos con los que yo me encontré:

Beacon Hill.

Es un vecindario pequeño con mucha historia y, en la actualidad, residencia de muchos de los miembros del gobierno.

Al costado del barrio se encuentra la Casa de Gobierno de Massachusetts y Boston Commons, el primer parque público del país. 

Y como en el Central Park, su hermano menor (por edad no tamaño), van a encontrar ardillas... ¡Estén atentos!

La zona se caracteriza por calles de adoquines, casas típicas adosadas de ladrillos rojos y las farolas a gas. 


Ideal para pasear por la calle Charles o dejarse perder por las callecitas perpendiculares.


Todas las tiendas y locales siguen manteniendo el estilo del barrio de hace más de 300 años.


Memorial del Holocausto.

A unos pasos de Faneuil Hall, salgan del Freedom Trail y visiten este Memorial.




Pueden conocer más de su historia, significado y construcción en su página oficial: The New England Holocaust Memorial.

Bunker Hill.

Al igual que Beacon Hill, el barrio en los alrededores del monumento es muy pintoresco y tiene la ventaja de dejarse mojar por el agua de la bahía de Massachusetts...


También van a encontrar las características farolas a gas...

 
Para comer...  

Visité 2 lugares, The Cheesecake Factory en Prudential Center y Legal Sea Foods en Long Wharf.

Cena y primera vez en un Cheesecake, así que no dejé ni las migas.

Thai coconut-lime chicken.

El postre fue una obviedad, ¡cheescake!

Legal Sea Foods ofrece comida de mar. "If it isn't fresh, it isn't Legal". 

A este local lo encuentran justo frente al muelle donde desembarca el ferry que va y viene desde Charlestown, pero hay varios más por toda la ciudad.

Una delicia. Shrimp and Garlic

Un té de bergamota y el postre del día... ¡carrot cake!


¡Tremendo de rico!

Ya me prometí volver. Boston lo merece.

¡Hasta la próxima!

Comentarios