Visita a Boston con Despegar y Superclub

A la hora de viajar hay que echar mano a todos los recursos.

Ya les había contado que, buscando opciones de atracciones o actividades en Despegar con los puntos Superclub, para no gastar canjear, apareció una Excursión de un día a la ciudad de Boston.

Pero, para que no me pasara lo mismo que en la Visita a Washington, que me quedé con gusto a poco, decidí aprovechar el tour gratis y además quedarme en Boston una noche.

[SPOILER ALERT] Boston es tan linda que tampoco me alcanzó con un día más.

Hecho el canje, llegó la confirmación de Despegar y, con los datos del operador, City Tours, les mandé un mail para confirmar la reserva. Me respondieron que estaba todo ok y me indicaron hotel y hora para presentarme.


Así que fue cuestión de buscar un hotel donde quedarme esa noche y cómo volver.

Me decidí por el HI Boston y conseguí un pasaje de esos de 1 dólar en Megabus.

Este viaje viene muy económico, ¿no?

El día señalado y, unos minutos más tarde, salimos en 2 camionetas / van, 10 personas en cada una, rumbo al norte.

El guía, Fernando, muy amable, nos fue contando algunos detalles de la ciudad de Nueva York y sus barrios mientras los íbamos atravesando.

A medida que las 4 horas pasaban y que seguíamos subiendo en el mapa, la temperatura bajaba y empezó a nevar...

Así nos recibía el parador en la ruta donde nos detuvimos por algo calentito y, obviamente, usar los sanitarios.


Y ahí se nos ató la rama... les avisaron a los guías, desde Nueva York, que estaba pronosticada tormenta de nieve en Boston y recomendaban regresar.

Se terminó el paseo. Nos informaron lo que sucedía y empecemos a volver... y resultó que el retorno de la autopista estaba a pocos kilómetros de la entrada a la ciudad y no nevaba tan fuerte. El guía nos consultó si queríamos seguir y dijimos siiiii.

Si estamos en el baile, bailemos.

Desde las afueras ya se anuncia la actividad principal de la ciudad: la educación. Todo el camino de ingreso bordeado de casas de estudio más o menos renombradas.

Fernando todo el tiempo brindado información y datos de los lugares por los que íbamos pasando.

Ver la ciudad entre blanco y barro. Todo un show.

Pasamos por el famoso Fenway Park, casa de los Medias Rojas.

Seguimos por la calle Boylston, disfrutando de la arquitectura de la ciudad para hacer una parada en Copley Square.

Copley Square - Iglesia de la Trinidad

Tuvimos unos minutos libres para recorrer un poco (léase escaparle a la nieve dentro de la Biblioteca Pública).


Muy lindo edificio. Recuerda bastante a la Biblioteca Pública de Nueva York.



Volvimos a la plaza Copley para saludar a la liebre y la tortuga, esculturas de las muchas que hay por toda la ciudad. 

Tortoise and Hare, escultura en bronce en honor a los corredores de la Maratón de Boston.

Volvimos a la camioneta para dirigirnos a Cambridge, los vecinos que están del otro lado del río, y visitar 2 de las más famosas casas de estudio: MIT (Masschusetts Institute of Technology)  y Harvard.

Recorrimos la Avenida Commonwealth, con sus espacios verdes cubiertos de nieve y la arquitectura típica de la ciudad, esas construcciones inglesas tan prolijas. Cruzamos el río y llegamos a Harvard.


 Es como en las películas pero con nieve.


No había tanta gente este sábado en la mañana...


Terminamos la visita saludando a John Harvard, fundador de la Universidad. 

Bueno, no. Es todo un lindo verso, la estatua, ¡no John Harvard!... son tres versos que el guía se encargó de desenmascarar...

La estatua de las tres mentiras

No se olviden de tocarle el zapato izquierdo para tener suerte en los exámenes... ¡por eso brilla como el sol! 

Salimos de Harvard y volvimos hacia Boston, cruzando el Longfellow Bridge, para entrar por la calle Charles y recorrer un poquito de Beacon Hill. 

Poco vimos con la nieve pero yo iba a tener revancha el día siguiente.

Bordeamos el Boston Common y seguimos hasta el destino final del tour, Faneuil Hall / Quincy Market.


Aquí el tour deja unas horas libres para almorzar y ya emprender el regreso a Nueva York.

Me despedí de Fernando y del grupo y anduve paseando un rato por el mercado.

Acá estaba toda la gente que no vi por la ciudad

Di unas vueltas para decidir qué comer. En el mercado hay varios puestos de comida de diferentes estilos, rodeados de negocios de ropa, accesorios, souvenires... y decanté por un plato típico: clam chowder.

Es una tradicional sopa de almejas, bastante cremosa, servida dentro de un pan. Digamos que no me voló la cabeza. 

Tal vez elegí mal el puesto de comida y, mientras buscaba un lugar donde sentarme, se enfrió un poco.

Di otras vueltas más, busqué un capuchino y un cannolo en otro de los puestos, compré unos recuerditos y di por finalizado mi primer día de Excursión a Boston auspiciada por Superclub.

El pronóstico decía que a las 14 hs dejaba de nevar.

¿Adivinen si acertaron? CRO-NO-ME-TRA-DO. 

Ahora a caminar por la ciudad y buscar mi hotel.

¡Después seguimos!

Comentarios