Qué por qué te quiero...

Sobre gustos no hay nada escrito.

Unos toman café, otros mate. Hay quienes prefieren el calor, otros (yo) el frío... A algunos nos gusta viajar, a otros no.

Miro mis sellos en los pasaportes y suspiro y añoro y recuerdo. Algunos lugares extraño más que a otros pero mi obsesión absoluta ha sido siempre Nueva York. El primer "recuerdo" que tengo de Nueva York es diciendo y diciéndome, muy chica, que yo iba a vivir en NY, en un departamento mirando el Central Park.

Parece que todavía no aprendía a sacar cuentas...

Y ahora, después de mi primer viaje a mi lugar en el mundo, entiendo más el por qué.



Soy asidua a Tripadvisor y escribí, casi en vivo y en directo, lo que iba haciendo durante mis días en el gran país del norte. (Acá pueden ver el post completo: NUEVA YORK, ALLÁ VAMOS!!!) pero quiero copiarme y pegarme: 

"Te cuento (les cuento) algo que me pasó al volver y que, haciendo cuentas locas, me ayuda a entender mi relación con NY.

Le hablaba a mi papá de Ellis Island y de esa carpeta gigante donde están todos los nombres de los inmigrantes que pasaron por ahí y que yo había buscado a mi bisabuelo para ver si estaba [yo había escuchado hacía mucho de ese viaje desde Polonia] . Y me dice: Y no, no está, si no lo dejaron entrar. No tenía la plata suficiente y lo mandaron en el primer barco que venía a Brasil / Argentina. No cruzó.

Vaya a saber si alguna de las fotos de los deportados es la de mi bisabuelo.

Resulta que más de un siglo después, yo sí crucé las puertas de la isla de las lágrimas..."

Y unos días después de conocer la historia que sabe mi papá de mis bisabuelos y de mi abuela y de mis tíos abuelos (respaldada por registros, gracias Internet!!!), vi la película Brooklyn. 


Y otra vez las puertas de la isla. Y me puse a buscar entre las cientos y miles de fotos del viaje, las de mi día en Liberty Island y Ellis Island y no, no le saqué fotos a las puertas... (excusa para volver... como si necesitara).

La película Brooklyn terminó de completar mi historia y, mientras moqueo como loca, recito y repito como un mantra la última frase: 

"Sentirás tanta nostalgia, que te querrás morir, y no hay nada que puedas hacer al respecto, aparte de aguantarte. Pero lo harás y no te matará. Y un día, el sol saldrá... quizás no lo notes de inmediato, pero será esa sensación... Y luego te darás cuenta de que estás pensando en algo más... en alguien que no tiene conexión con el pasado. Alguien quien es sólo tuyo. Y te darás cuenta... que aquí es donde está tu vida." 

(Brooklyn)


Comentarios